descargar musica celular

descargar musica celular

Buscar

Música Cristiana

Capítulo 12

La Doctrina de la Transubstanciación


Conozcamos a la Iglesia Católica y su Doctrina

Durante la misa, los sacerdotes supuestamente poseen el poder de convertir en forma sobrenatural el pan y el vino, en el cuerpo y sangre reales y literales de Jesucristo:

"El Concilio de Trento resume la fe católica cuando afirma: 'Porque Cristo, nuestro Redentor, dijo que lo que ofrecía bajo la especie de pan era verdaderamente su Cuerpo, se ha mantenido siempre en la Iglesia esta convicción, que declara de nuevo el Santo Concilio: por la consagración del pan y del vino se opera el cambio de toda la substancia del pan en la substancia del Cuerpo de Cristo nuestro Señor y de toda la substancia del vino en la substancia de su Sangre; la Iglesia católica ha llamado justa y apropiadamente a este cambio transubstanciación'" (p. 393, #1376).

 

Esta cita del Catecismo revela que la Iglesia Católica aún sostiene esta doctrina que fue definida en el Concilio de Trento:

"En el corazón de la celebración de la Eucaristía se encuentran el pan y el vino que, por las palabras de Cristo y por la invocación del Espíritu Santo, se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo" (p. 379, #1333).

ver videos musica cristiana

El Catecismo aun especifica cuándo viene Cristo en la eucaristía y cuánto tiempo permanece allí:

"La presencia eucarística de Cristo comienza en el momento de la consagración y dura todo el tiempo que subsistan las especies eucarísticas. Cristo está todo entero presente en cada una de las especies y todo entero en cada una de sus partes, de modo que la fracción del pan no divide a Cristo" (p. 394, #1377).

Puesto que el catolicismo enseña a sus miembros a tomar parte de un canibalismo literal, esta doctrina requiere serio examen. Para principiar, determinemos el origen de esta doctrina. ¿Es doctrina de Dios, o es tradición de hombres? El catolicismo afirma que es doctrina bíblica y cita las palabras de Jesús en Juan 6:

"Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero".
Juan 6:53-54

Aunque este versículo pareciera enseñar canibalismo, podemos comprender claramente el significado al leer el pasaje completo en su contexto. Justamente antes de hacer tal declaración, Jesús dijo:

"Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. Le dijeron: Señor, danos siempre este pan. Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás".
Juan 6:33-35

Esta enseñanza armoniza con el resto de las Escrituras. La vida eterna se obtiene al creer en Jesucristo, no al comer su cuerpo. El Señor aclara aún más este pensamiento:

"Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna".
Juan 6:40

Una vez más Jesús indica que tenemos vida eterna al creer en El. Cuando sus discípulos murmuraron al escuchar estas palabras, el Señor les explicó:

"El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida".
Juan 6:63

Jesús hizo esta declaración en sentido espiritual, no físico. El estaba explicando que, espiritualmente, la vida se obtiene por fe en El, no comiendo su cuerpo.

Dios no aprueba el canibalismo en ningún lugar de la Biblia. De hecho, El prohibe tal práctica:

"Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis".
Génesis 9:4

"Ninguna persona de vosotros comerá sangre, ni el extranjero que mora entre vosotros comerá sangre".
Levítico 17:12

Dios nunca ordenaría a sus hijos que hicieran algo que El había prohibido.

 

El propósito bíblico

Las instrucciones de Pablo en 1 Corintios 11 aclaran aún más este tema:

"Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí".
1 Corintios 11:23-24

Cuando Jesús dijo: "Tomad, comed; esto es mi cuerpo", El no estaba dando a entender que comieran su cuerpo literal. Aun sugerir tal idea es ridículo. El estaba hablando en sentido espiritual de lo que pronto haría en la cruz.

Notemos cómo finaliza este versículo: "Haced esto en memoria de mí". La observancia de la Santa Cena es una conmemoración de la obra de Cristo en el Calvario, no una nueva realización de ese hecho. Lo mismo debemos decir acerca de la sangre de Cristo:

"Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí".
1 Corintios 11:25

Jesús mismo enseñó esta lección a sus discípulos en la última cena:

"Y (Jesús) tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí".
Lucas 22:19

 

Conclusión

 

Puesto que la transubstanciación es otra tradición católica que no es apoyada por la Biblia, sino que fue creada por hombres, surgen otras preguntas que esperan respuesta:

¿Por qué la Iglesia Católica deliberadamente separa un versículo bíblico de su contexto y desarrolla una doctrina que la Biblia obviamente no enseña?

¿Por qué la Iglesia Católica prefiere que usted coma a Cristo en lugar de poner su fe en El?

Más importante aún, ¿puede usted conscientemente tomar parte de esta práctica ahora que conoce la verdad?

"Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado".
Santiago 4:17

Siguiente: La Eucaristía: Nos Guarda del Pecado

Previo: Grados de Pecado

Contenido


37 Doctrinas Católicas Romanas

La Salvación por Medio de la Iglesia

La Salvación por Medio de Buenas Obras

La Iglesia Perdona los Pecados

La Unica Iglesia Verdadera

El Bautismo Salva

El Papa: Vicario de Cristo

El Papa: Infalible

Los Sacramentos Salvan

El Pecado de Presunción

El Bautismo de Niños

Grados de Pecado

La Doctrina de la Transubstanciación

La Eucaristía: Nos Guarda del Pecado

La Eucaristía: Ayuda a los Muertos

María: Salvadora

María: Fue Salva Desde su Nacimiento

María: Virgen Perpetua

María: Fuente de Santidad

María: Intercesora

María: Receptora de las Oraciones

María: Reina del Universo

La Misa

El Purgatorio

La Oración a los Santos

La Oración por los Muertos

Las Imágenes

La Confirmación

La Confesión de Pecados al Sacerdote

Las Indulgencias

La Interpretación de la Palabra de Dios

La Oración Católica

La Penitencia

Son Cristianos los Católicos?

Es Posible que 850 Millones de Católicos Estén Equivocados?

La Reconciliación

El Celibato

La Unción de los Enfermos

      Apéndice 1 Confusión

      Apéndice 2 Una Invitación

      Apéndice 3 La Súplica de Dios

      Apéndice 4 Libertad o Esclavitud?

 

ÍNDICE BIOGRAFÍA NO AUTORIZADA DEL VATICANO

    Pactando con el diablo. Mussolini y Pío XI

    El mercader en el templo. Bernardino Nogara, el constructor de las finanzas vaticanas

    El otro holocausto. El Vaticano y el genocidio en Croacia y Ratas a la carrera. El Vaticano al final de la segunda guerra mundial

    Haciendo balance. El Vaticano y la posguerra y El Papa que no fue. Gregorio XVII y Juan XXIII

    El banquero de la mafia, Michele Sindona y Pablo VI y Propaganda Due. La Masonería fascista

    La sombra de San Pedro. El nuevo poder de Michele Sindona, Altas finanzas, altos delitos. La increíble historia de los bonos falsos

    El crack Sindona. El hundimiento de las finanzas vaticanas

    33 días. La prematura muerte de Juan Pablo I

    Un comienzo accidentado. El escándalo del Banco Ambrosiano

     

Este sitio web utiliza cookies, al navegar por este sitio aceptas nuestra Política de Privacidad.

Página elaborada por Rod Tello, Monterrey, Nuevo León, México